Adquirir tu primera propiedad puede ser una de las decisiones más importantes de tu vida y es fácil que al dejarnos llevar por la emoción, aceptemos un compromiso sin revisar detalles cruciales de la compra.

Tomarse el tiempo para comparar minuciosamente, es sin duda un consejo clave al momento de adquirir una propiedad, ya que de este análisis dependerá que la inversión no termine convirtiéndose en un constante dolor de cabeza a futuro. Te invitamos a conocer algunos de los errores más comunes al comprar una propiedad.

1 Que tu primera compra sea un terreno y no una casa terminada

Es crucial considerar al comprar un terreno tenemos que hacer una doble inversión, la cual conlleva tiempo y especialmente, paciencia hasta que tu propiedad sea finalmente habitable. Por otro lado, si no haz considerado gastos extras como la insuficiencia de materiales o permisos de construcción, es posible que te veas obligado a pedir préstamos que no tenías considerados.

2 Empezar a buscar sin conocer tu presupuesto

Con aproximados no es buena idea enamorarte de una propiedad. Antes de que ingreses a algún portal de internet, ten muy claro cuánto puedes pagar de enganche, las mensualidad, si será necesario obtener un préstamo y en todo caso, comienza un plan de ahorro. Lo más recomendable es tener 20% del valor de la propiedad, ya que es comúnmente lo que podrían pedirte de enganche.

3 Adquirir una propiedad sin certidumbre de estabilidad

Debido a que estamos muy lejos de predecir el futuro desde una app, lo que está en nuestro alcance es hacer una introspección para saber cómo es nuestra situación actual de empleabilidad, nuestras relaciones interpersonales y en general, la rutina que que llevamos a diario. ¿Te da la impresión de que en el trabajo puedes crecer (o al menos mantenerte), que los planes con tu pareja o familia no cambiarán o que no tendrás que mudarte de ciudad al mediano plazo? Este tipo de preguntas nos pueden ayudar a planificar si contamos con una estabilidad económica para comprometernos a invertir en una propiedad.

4 Comprar propiedades viejas

Sabemos que es fácil encontrar ofertas atractivas entre más años de antigüedad tengan las propiedades, sin embargo es posible que estas inversiones se conviertan en dolores de cabeza por los numerosos gastos que conllevan con el tiempo. La ilusión de haber ahorrado desaparecerá en arreglar desperfectos tales como daños estructurales, renovación de espacios o instalaciones. Entonces. piénsalo bien: ¿vale la pena comprar barato e invertir un costal de dinero en arreglar todo el esqueleto?

5 Tomar una decisión sin comparar opciones

¿Estrenar es o no es una buena opción? Lo es, siempre y cuando sea una decisión bien tomada. Una vez que tienes la opción de adquirir un crédito hipotecario, es posible que la emoción influya en la premura de formalizar una compra hipotecaria sin tomar en cuenta cada detalle. Una decisión precipitada de este estilo, sobre todo en el sector inmobiliario, puede ser  un gran error, aún más grande que el de adquirir aquella tarjeta de crédito que no querías.

Así que antes de comprometerte en la compra de cualquier propiedad, date el tiempo de analizar todos los factores que intervienen en la inversión. Visita el lugar en diferentes horarios, esto te ayudará a darte una idea del tráfico que enfrentarás día a día. También identifica si tienes acceso a servicios básicos como hospitales, supermercados o bancos. En caso de que sea un fraccionamiento privado, toma en cuenta que habrá reglas y probablemente pagos mensuales de mantenimiento. Finalmente revisa desde los acabados de la casa hasta la instalación de servicios de electricidad y agua, en caso de que haya alguna falla debes reportarla de inmediato.

Estos son algunos de los aspectos que debes analizar al buscar tu casa, departamento o cualquier propiedad de tu interés. Una buena práctica en cualquier tipo de inversión, sobre todo si es grande, es que siempre tengas todo documentado, de manera que te sea más fácil comparar opciones y elegir la mejor.