CyT_Key_Redes-FB_3Sept

El mercado de viviendas usadas ha ido en aumento en México, esto se debe a que el precio, las áreas, ubicación, tiempo de entrega e incluso el predio, pueden ser mucho mejores en las viviendas que ya han sido usadas.

Por supuesto, que todo viene con sus riesgos, debes de saber los trámites y procesos que esto conlleva, conoce los pasos para comprar una propiedad usada.

Además de asegurarte que cuente con una ubicación adecuada para tu día a día, considera contratar un valuador que examine el estado general de la casa, los materiales, etc., ya que esto es necesario en caso de solicitar una hipoteca.

Revisa que cuente con los servicios públicos correspondientes, además de la licencia de uso de suelo, asegurarte que tenga los pagos al corriente del predial y servicios, número oficial correcto y colindaciones exactas.

buy-bargain-property-1

Pasando el aspecto estructural, tienes que revisar los documentos legales.

  • Identificación oficial y acta de matrimonio (si aplica), del vendedor.
  • Título de propiedad o escritura notarial inscrita en el Registro Público de la Propiedad de la ubicación del inmueble que debe contener:
  1. Información sobre las dimensiones del terreno, metros cuadrados construidos y ubicación exacta.
  2. Nombre del propietario, que debe de coincidir con el dueño de las escrituras.
  3. Régimen bajo el cual se adquirió la propiedad.
  • Adeudos, tales como:
  1. Gravamen, estos son por créditos hipotecarios, problemas de embargo, etc.
  2. Predial.
  3. De servicios, tales como mantenimiento y administración.

Buying-home-house-keys-nki

Una vez terminada tu investigación, es el momento de firmar un compromiso de compra, que debe de tener por escrito el precio de venta, el objeto de compra y el consentimiento de propietario y comprador. Con esto se formalizará una fecha de compra y el anticipo.

Formaliza la compra ante un notario para que las escrituras pasen a tu nombre. Tendrás que presentar los siguientes documentos originales:

  • Escritura previa inscrita en el Registro Público de la Propiedad.
  • Boletas pagadas de predial y agua de los últimos 5 años.
  • Acta de matrimonio del vendedor o vendedora, si aplica.

Una vez concluido este proceso… ¡Felicidades! Acabas de adquirir una nueva propiedad.