Modernidad en vivienda, accesibilidad y ubicación, comodidad, calidad de vida y seguridad para los residentes, es como describió la vivienda vertical Armando Cantú Aldrete, Director General de Interamerican Real Estate, quien nos dio una visión amplia de dicho fenómeno arquitectónico, y es que el mercado inmobiliario se ha vuelto cada vez más competido, generando que la vivienda vertical sea cada vez más cotizada.

La tendencia clara en Guadalajara, como lo ha sido por muchos años en la Ciudad de México, al igual que en Monterrey, por mencionar algunas ciudades, es el desarrollo de vivienda vertical, y es que este tipo de proyectos son una realidad vigente en todo el planeta, así como una fórmula exitosa de expansión inmobiliaria.

“En las principales ciudades del mundo, hay decenas, centenas y hasta miles de desarrollos verticales; la mayoría de las personas en comunidades como Miami, Nueva York, Chicago y Hong Kong, viven en desarrollos verticales”, y aunque todavía existe un cuantioso número de desarrollo horizontal en Guadalajara, la vivienda vertical empezó con mucha fuerza hace una década y se seguirá intensificando los próximos años.

Guadalajara es una de las urbes que ha adoptado este modelo arquitectónico, ya que son muchos los factores que impulsan este nuevo concepto. “La gran ventaja es que son desarrollos con una excelente arquitectura y calidad, en muy buenas ubicaciones, bien conectadas y en zonas residenciales muy codiciadas, razón por la cual los desarrollos verticales que se empezaron a concebir en la ciudad están teniendo muchísimo éxito”.

Verticalidad2

Todos estos conceptos reunidos en una oferta bien planificada de ubicación, presentación, precio, diseño, facilidad y accesibilidad para adquirir la unidad, ocasiona que los desarrollos verticales tengan un éxito muy notable y, a su vez, estén marcando la tendencia; y es que este tipo de proyectos, de grandes inversiones, son los que reactivan la economía y propician que la vivienda vertical sea un camino que ya no tiene regreso.

Por otro lado, en cuanto a la tendencia de construcción de uso mixto (vivienda y comercio), Cantú Aldrete, explicó que “hay algunos lugares que por su ubicación permiten que se realicen ese tipo de desarrollos, ya sea porque son más céntricos o están más cercanos a zonas muy pobladas, o porque están en avenidas de mucho tráfico”.

Asimismo, el gran reto tanto de las construcciones verticales como las de uso mixto en Guadalajara, es que tiene que existir una buena planeación urbanística a nivel entorno-ciudad, para de esta forma proteger y cuidar las vialidades que comunican a dichos sitios. “Hoy en día, la oferta del mercado de desarrollo vertical está iniciándose y hay que ser cuidadosos en estar siempre pendientes de las tendencias de mercado, para hacer productos con un criterio de marketing y de demanda por parte del público consumidor y no con un criterio de producción, es decir, no construir proyectos porque se tiene la capacidad para hacerlo, sino construirlos para cubrir una necesidad de mercado que se requiere para que el comprador viva cómodamente, al tamaño de sus necesidades, o al precio que buscan”.

Lo que se prevé en el futuro son mejores proyectos por la sofisticación del consumidor, por lo que los desarrolladores y a su vez quienes comercializan deberán distinguir las tendencias y la exigencia del mercado “para poder cumplir con ellas, y llegado el momento entender muy bien los factores de oferta-demanda y la absorción que está teniendo esta misma oferta para no entrar en escenario de sobreproducción”, finalizó el empresario Cantú Aldrete.