En entregas anteriores de nuestro blog mencionamos por qué invertir en bienes raíces es la mejor opción, y compartimos los mejores consejos para que logres que esa inversión se haga de forma rápida, fácil y segura (parte I, parte II, parte III).

En esta ocasión te hablaremos de todo lo que NO debes hacer si quieres adquirir una propiedad, ya sea como inversión o para habitar en ella. Evítalos (o corrígelos) y sácale todo el provecho que puedas a tus finanzas a largo plazo.

1. Comprar teniendo deudas

Parece algo muy obvio, y podrás pensar que es puro sentido común, pero al momento de pre-calificar para un crédito hipotecario con un banco, la institución te pondrá muchas trabas y/o intereses altísimos debido a tu récord de crédito, por lo que es recomendable saldar todas tus deudas, por más pequeñas que sean, antes de iniciar el trámite de adquirir una propiedad.

21_deudas_blog

2. No conocer tu historial crediticio

Muy relacionado al punto anterior, tener un buen historial crediticio no sólo se refiere a no acumular deudas o pagar a tiempo tus compras realizadas a crédito, sino también a cómo los manejas y cómo su buen uso genera confianza en las instituciones para otorgarte un mayor límite cada vez que lo utilizas.

Si tu historial es malo o nulo, es una pésima referencia para la institución hipotecaria con la que desees tramitar la adquisición de tu propiedad.

3. No tener una estrategia de compra

No te aventures si no estás seguro de que podrás solventar la compra de una casa, departamento o terreno y además tus gastos cotidianos. Haz una lista de tus ingresos y egresos para darte una idea real sobre el enganche y pagos que puedes hacer cada mes, y de termina si es el momento correcto para esta inversión.

21_dudoso_blog

4. No asesorarte

Sí, puedes ingresar a nuestro portal, buscar una propiedad con las características que deseas y contactar al vendedor, pero sólo un asesor inmobiliario podrá guiarte paso a paso, negociar y llevar a cabo los trámites correspondientes de forma eficaz y eficiente, por lo que ampliamente te recomendamos solicites la ayuda de un experto que haga tu proceso cómodo, rápido y sencillo.

14_negociacion_blog

5. No comparar opciones

Nunca te vayas con la primera propiedad que veas, no importa si es totalmente nueva; procura siempre tener varias opciones para tomar una decisión informada que realmente se adapte a tus necesidades y posibilidades; esta misma premisa aplica con las instituciones crediticias, ya que es conveniente que compares cuál te ofrece la mejor tasa de interés, rendimientos y planes.

6. No aprovechar créditos y descuentos oficiales

No descartes el uso de créditos como INFONAVIT, COFINAVIT, FOVISSSTE o descuentos proporcionados por instituciones gubernamentales que facilitan la adquisición de una propiedad. Aprovéchalos y realiza tu estrategia con base en las ventajas que te proporcionan.

21_trato_blog

7. Aportar menos del 20% de enganche

El aportar un enganche del 20% o más del valor total de la propiedad te ayudará a reducir significativamente el costo de las mensualidades de tu nuevo hogar.

Ten en cuenta estos 7 errores y evítalos a toda costa, para que en muy poco tiempo puedas estrenar el espacio en el que siempre has soñado vivir.