El Infonavit presenta una nueva opción enfocada en quienes no han terminado de pagar su hipoteca pero por motivos laborales o salariales tienen una necesidad distinta de vivienda.

Cambiavit es el resultado de un esfuerzo por parte del Instituto para garantizar la certeza patrimonial de los trabajadores que por diversos motivos requieren conservar su hipoteca o ampliar su línea de crédito ante la movilidad laboral o modificaciones a su sueldo.

A partir del mes de mayo de 2018, Cambiavit permitirá a los acreditados realizar el traspaso de su crédito en caso de que requiera cambiar de residencia y mudarse a otra ciudad, convirtiendo a la vivienda en un activo movible, señaló el Director general del Infonavit, David Penchyna:

“El Infonavit debía crear una alternativa para cambiarse de casa sin haber terminado de pagar una hipoteca, diseñamos un mecanismo con mejores condiciones de crédito para que tengan una mejor solución de vivienda”.

Cambiar de casa sin cambiar de crédito

Los acreditados podrán cambiar de casa o hacer cambios a su casa. Este programa tiene el potencial de servir a millones de trabajadores que ya son acreditados del Infonavit, y cuya situación laboral o familiar ha cambiado desde que obtuvieron su hipoteca.

Concretamente, Cambiavit ofrece dos soluciones para los acreditados:

  • Cambio de vivienda: el acreditado puede cambiar su actual vivienda por otra que cumpla mejor con sus necesidades, mejorando las condiciones actuales de su crédito.

  • Incrementar el monto de crédito: La posibilidad de incrementar el monto de su crédito actual para ampliar la casa que habita.

Para realizar el cambio de hipoteca, los acreditados deberán contar con un crédito vigente; tener al menos dos años continuos pagando el crédito; haber pagado por lo menos 15% del crédito vigente y no haberlo reestructurado.

También hay que tener en cuenta para el cambio de hipoteca, contar con un comprador potencial de la vivienda actual y con recursos líquidos que alcancen para cubrir la diferencia entre el valor de la vivienda nueva y la anterior; así como los gastos notariales, impuestos y derechos notariales derivados del cambio de hipoteca.

Para ampliar el crédito, se deberá demostrar un incremento en la capacidad de pago como consecuencia de un incremento salarial; contar con al menos 5 años continuos pagando el crédito; no haber reestructurado el crédito y contar con recursos suficientes para absorber el incremento del crédito, así como con recursos líquidos para cubrir los gastos por honorarios notariales y derechos derivados de la operación.

Además, con el objetivo de brindar múltiples opciones de vivienda a los acreditados que requieren cambiar su hipoteca, el Instituto habilitará una bolsa inmobiliaria en línea para facilitar su elección en la zona de su interés.

Es así como este producto que se integra al catálogo de soluciones que ofrece el Infonavit para quienes buscan la consolidación patrimonial, amplía la certeza con la que sus acreditados pueden blindar su estado financiero ante la movilidad laboral o a nuevas necesidades de espacio.