Una vez pagado en su totalidad el crédito hipotecario, debes solicitar la cancelación de hipoteca y registrarla a efecto de garantizar tu flexibilidad financiera.

Si has terminado de pagar tu crédito hipotecario es posible que sientas que estás listo para reorganizar tus finanzas y disfrutar del ingreso extra que la supresión de este pago supone; pero aún estás a un paso de la libertad financiera por este concepto: la cancelación de hipoteca.

8f8e201d-abd4-4794-b5e8-fa29cd919b2c-vision

Generalmente se tiene la creencia de la automatización en algunos procesos hipotecarios, sin embargo, en el caso de la cobertura total del préstamo para la adquisición de un inmueble, debe solicitarse la cancelación una vez que se pagó el crédito, esto ante cualquier Notario que dé fe de esta acción a fin de evitar conflictos en el futuro relacionados con tu patrimonio.

 

Para lo anterior es necesario que un Notario realice una escritura en la que se especifique que el pago del crédito hipotecario ha sido cubierto en su totalidad y ya no existen adeudos por este concepto a la institución o banco que otorgó dicho crédito; asimismo este trámite deberá ser notificado -o registrado- ante el Registro Público de la Propiedad con el objetivo de actualizar la información patrimonial ante la autoridad, que permita la aclaración y certeza conforme lo establece la ley.

 

Otra información que te resultará valiosa en este rubro es el hecho de que esta escritura puede ser realizada ante cualquier Notario a un costo accesible, y no está sujeta a disponibilidad, pues no es necesario que se acuda a la oficina del mismo notario ante el que has realizado o solicitado otros documentos de índole patrimonial. Una vez lista y registrada la cancelación de hipoteca, entonces podrás disfrutar de la flexibilidad financiera que te aportará haber concluido satisfactoria y legalmente el pago de tu crédito hipotecario.

 

*Con información del Colegio de Notarios del Distrito Federal