¿Estás pensando en renovar tu hogar? Esta importante decisión no la debes de dejar en manos de cualquiera, sino que debes asegurarte de desde el inicio de que la persona que ayudará a esto tenga un presupuesto realista e inspire confianza y conocimiento sobre las reformas que hará en tu hogar y así evitar sorpresas sobre costos extras o gastos que van aumentando.
¿Cómo saber que confiaste en la persona adecuada? Te decimos en lo que debes fijarte:

Primero, dependiendo del proyecto, debes de saber qué tipo de profesional necesitas, si es un proyecto grande un contratista general se encargará de todos los aspectos de la contratación y permisos, si necesitas algo muy específico, entonces busca un profesional especializado en el área (fontanero, carpintero, etc.).
También puede que si es una renovación más estética, un arquitecto o diseñador de interiores sea lo que necesitas.
Pregunta entre amigos y conocidos, es la mejor opción para conocer a alguien confiable y ver su trabajo. Una vez que tengas diferentes opciones llega el momento de revisar el presupuesto, uno de los aspectos más importantes al momento de hacer una reforma.

pexels-photo-301703
Debes asegurarte que en el presupuesto aparezcan los datos de la persona y/o empresa, la dirección y un número de contrato, además de tus datos para dar validez al contrato.
Asegúrate de que esté la fecha en que se realizó el presupuesto y la validez de dicho acuerdo.
Si se trata de construcción, asegúrate que se estipule la legislación vigente y tener las licencias y permisos que se necesitan para la reforma, especialmente si interferirá de alguna manera con agua, luz o gas.
Huye de los presupuestos generales, asegúrate que sea lo más específico posible, así evitarás gastos extras o caer en engaños. Busca que detalle el proceso y acciones que se harán en el área a renovar.
Por ejemplo, si se hará un cambio de tuberías, el presupuesto debería de incluir los metros de tuberías a conseguir, cuántas son, los materiales, la mano de obra necesaria y el tiempo estimado.
Recuerda que también se debe de especificar el costo de licencias, gastos de materiales, mano de obra y demás.

Algunas de las cosas que debes de considerar es que se incluyan los gastos, que apliquen, de:

  • Demolición
  • Desescombro
  • Fontanería
  • Albañilería
  • Electricidad
  • Pintura
  • Materiales

Finalmente, recuerda asegurarte que en el precio total del presupuesto se incluya el IVA.

Si tu presupuesto cumple con estas características el proceso de renovación será rápido y sin sorpresas.