CyT_Key_Redes-FB_27Julio

Una ventaja de las bienes raíces es su permanencia en el mercado. A pesar de tener sus riesgos, es un compromiso a largo plazo que no se devalúa y puede mantenerte por toda tu vida. No hay una edad para comenzar a invertir en bienes raíces, ¡descubre todas las posibilidades que puede ofrecerte!

Comienza a ahorrar

Nuestro día a está plagado de gastos, grandes y pequeños, y de repente nos encontramos con la cartera vacía y sin saber exactamente a dónde se fue la quincena. ¡No dejes que eso te suceda!

Hazte consciente de tus gastos, abre una cuenta alterna de banco y destina del 20% al 30% de tus ingresos a un ahorro. Pienses o no en las bienes raíces, esta práctica te ayudará a tener siempre un colchón monetario que te saque de problemas.

Busca la propiedad ideal

Encontrar un terreno, departamento o casa que se acomode a tus necesidades puede ser complicado, pero no te apresures. Considera la plusvalía de la propiedad, la zona, servicios aledaños y demás, recuerda que es una inversión a largo plazo, por lo que una decisión informada es la más inteligente.

Ve a futuro

A veces, lo mejor que puedes hacer es comprar inmuebles a bajos precios, remodelarlos y venderlos. Revisa bien la propiedad para asegurarte que los arreglos no excedan lo que podría ser tu ganancia a futuro.

Infórmate

Una vez que encuentres lo que buscas, asegúrate de revisar que la propiedad esté inscrita en el Registro Público de la Propiedad y que tenga una situación fiscal regulada.

Conoce a detalle la documentación notarial y legal que se necesita, además de informarte sobre las mejores zonas para invertir.

Apóyate en los expertos

Aproximadamente, un 8% del valor de la propiedad se ira a gastos notariales y de impuestos, por lo que conseguir un asesor o especialista inmobiliario a largo plazo podría ser una excelente opción para un proceso sin contratiempos.