Casa segura ante un sismo

CyT-13FEB-IN-FB

México, además de contar con una variedad impresionante de paisajes, climas, ecosistemas, comida, artesanías y música, tiene un territorio que no está exento de movimientos telúricos. Ya que nuestro país descansa sobre y cerca de 5 placas tectónicas que no se quedan quietas (la de Norteamérica, Cocos, Pacífico, Rivera y del Caribe), es importante considerar la integridad estructural de tu vivienda, nueva o vieja, para que en caso de sismo, tú y tus seres queridos estén seguros.

Aunque no existe una construcción 100% indestructible, sí hay detalles que la pueden hacer más fuerte. Por ejemplo:

Identifica los elementos estructurales y los que no lo son

Los elementos estructurales son los que soportan el peso de la construcción y de los sismos: muros de carga de mampostería, columnas, vigas, losas, escaleras, cimentación. También se incluyen los castillos y dalas, que ligan y unen los muros para que no se abran.

Los no estructurales son aquellos elementos que no resisten cargas y son más estéticas: muros divisorios de tabique, paneles, tablarroca, cornisas y otros elementos.

Conoce los planos estructurales de tu casa

Así también sabrás si cumple con los reglamentos de construcción vigentes. Si no cuentas con una copia, generalmente están al alcance para su consulta en el Registro Público de la Propiedad.

¿Quién construyó el edificio?

Debería ser diseñado y construido por un profesional, llámese ingeniero o arquitecto, con licencia de construcción. La CENAPRED dice que los responsables de la seguridad de un proyecto son: el director responsable de la obra y el corresponsable de seguridad estructural. Además, el dueño de la propiedad está comprometido a revisar de manera periódica su inmueble, para reparar cualquier detalle antes de que cause problemas graves a sus habitantes y vecinos.

  • Las grietas diagonales en muros estructurales son peligrosas.
  • Una columna no debería tener grietas horizontales en los extremos.
  • Las grietas oblicuas en los techos también son indicadores de peligro.
  • Si detectas hundimiento en la casa o edificio, quiere decir que no tiene buenos cimiento para el terreno donde descansa. Un muro de 2.3 metros de alto no debería tener una inclinación de más de 5mm.

Si tienes alguna duda de la propiedad en la que habitas, o piensas mudarte apenas, resuélvela con el dueño o acércate a un ingeniero de confianza. Al final de cuentas, se trata del sitio donde vivirás con los que más quieres, ninguna prevención es exagerada.

¿Quieres más consejos sobre tu próxima casa o departamento? Sigue nuestro blog cada semana.