Si estás buscando sacar el mejor provecho a tu inventario de propiedades, Casas y Terrenos te invita a seguir estos consejos para el profesional inmobiliario y garantizar la legalidad de las transacciones contando con la documentación en orden.

El papeleo puede parecer un proceso tedioso, sin embargo, es necesario prestar especial atención a este elemento, pues la certeza legal, financiera y patrimonial depende en gran medida de contar con los documentos en total orden y al alcance con el objetivo de brindar mayor confianza entre las partes involucradas.

InfografiaCyT_11

 

 

Es importante que a partir del momento en que tus servicios como profesional inmobiliario sean requeridos, comiences con la reunión de los documentos legales necesarios y contar con estos incluso antes de comenzar con la promoción.

Recuerda que la certeza legal es uno de los recursos que mayor confianza genera entre los prospectos, quienes podrían cuestionar la existencia de documentos notariales o de cualquier otra índole, y no poder garantizar la presencia de éstos, podría significar que la transacción no se realice, así como la pérdida de confianza de los potenciales compradores.

No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy

Una frase quizás trillada, pero que en el mundo de la comercialización inmobiliaria conviene tener siempre en mente, pues el papeleo a realizar abarca diferentes ámbitos que pueden requerir un tiempo considerable para su conclusión.

Te recomendamos reunir la documentación necesaria en un expediente por cada propiedad y hacer uso responsable de la información contenida en él para que en el momento que la operación sea realizada, agilices los procesos legal, fiscal y notarial, entre otros.

En el caso de propiedades nuevas, también es importante que cuentes con la información relacionada a la ejecución y condiciones de algunos procesos, por ejemplo, escrituración inmediata al pago de enganche, u otras similares que rijan la compra-venta, o en el caso de arrendamiento, los contratos y condiciones bajo las cuales se regirá la relación propietario-inquilino.