CyT_Key_Redes-FB_10Nov-B

Estamos tan preocupados por la presencia de insectos o bichos que nos quitan el sueño, como cucarachas o arácnidos, que olvidamos que existen otros más discretos que pueden destruir tus muebles, dañar la estructura de tu casa y desaparecer tus libros favoritos sin que te des cuenta. Las termitas pueden ser una plaga bastante molesta, pero hay maneras de evitarlo.

Deja entrar al sol

Los espacios oscuros son perfectos para que la larva de la termita se reproduzca cómodamente. De hecho, lo más seguro es que si tienes una horda de éstas en casa, es porque llegaron de la tierra. Así que abre las cortinas de vez en cuando y deja que el sol entre para incomodarlas.

Alinea tus muebles

A las termitas les gusta hacer túneles en los muros, así que es más sencillo que comiencen a dañar tus muebles si están cerca de ellos. Deja un espacio entre las paredes y tu sala, para que el salto no sea tan sencillo. Igual con los libreros, porque si encuentran la dulce pulpa de las hojas de tus libros, perderás también grandes historias.

Salva tus libros

Y ya que hablamos de ellos, pon especial atención si debes guardar algunos en cajas de cartón. Es recomendables no dejarlos a nivel de piso, y si tienes una segunda planta, elígelo como almacén. Límpialos de vez en cuando, y si notas humedad, cámbialos de sitio.

Evita acumular

Cartón, papel, periódico y derivados son el espacio ideal para que decidan quedarse en tu casa. Si te das cuenta de que tienes nuevos inquilinos, busca un exterminador para que se encargue y no pongas en riesgo a tu familia y mascotas. Es mejor confiar en un experto, que no deshacerte del problema.

¿Qué otras cosas recomendarías? Compártelo en los comentarios.