CyT_8-Feb_IG_FB

Si ya encontraste al inquilino que habitará tu propiedad, y te ayudará a que mantenga su valor además de ofrecerte una entrada económica, es importante que pienses en el contrato que vas a redactar. Ya que se trata también de una lista de acuerdos que ambas partes deben aceptar, sé cuidadoso con las palabras que elijas para que cada apartado sea claro y no se presente a confusiones.

La Profeco hace recomendaciones para que el documento cumpla su función, incluyendo lo siguiente:

  • Nombres del arrendaror y arrendatario
  • Ubicación del inmueble
  • Descripción a detalle del inmueble (instalaciones, accesorios, estado en que se encuentra)
  • Monto de la renta
  • Si la hay, garantía
  • Destino habitacional del inmueble
  • Término del contrato

Por supuesto, deben especificarse las obligaciones de ambas partes, las penalizaciones a las que alguno podría ser objeto (retraso en pagos, por ejemplo), si se permiten mascotas, si es un espacio adecuado para niños y en qué modo se debe entregar la propiedad cuando se desocupe.

El contrato debe entregarse por escrito al inquilino, según el Código Civil, y si hay renovación se redactará otro con los datos actualizados.

¿Habrá responsabilidades compartidas?

Generalmente, el arrendatario tiene que cumplir con ciertas tareas, por ejemplo:

  • Realizar reparaciones temporales, como impermeabilizaciones
  • Asegurarse de que las conexiones eléctricas, plomería y chapas de puertas estén en buenas condiciones
  • Que las áreas comunes estén limpias

El inquilino, por su parte, se compromete a:

  • Pagar a tiempo la renta
  • Avisar al propietario sobre mantenimiento que se requiera
  • Avisar con tiempo cuando se vaya a desocupar el inmueble
  • Utilizar la propiedad para los fines acordados

Recuerda: para aumentar la renta al finalizar cada contrato, se toma en cuenta e índice de inflación anual que publica el INEGI.

Es importante que tomes en cuenta todos los aspectos que deseas para ofrecer tu propiedad, y dejarlos lo suficientemente claros para que tus nuevos inquilinos no tengan problemas al cumplirlos.