3112_sua-nha-gia-re-tiet-kiem

La palabra “mantenimiento” es una que solemos evadir, especialmente cuando se relaciona con nuestra casa. Se escucha costosa, difícil y tardada, pero la verdad es que con ciertos pequeños cuidados regulares, tu hogar se verá en perfectas condiciones, y siguiendo una revisión periódica, será una cuestión que te ahorrará tiempo y dinero a la larga.

Descubre los arreglos que debes hacer y con qué frecuencia con nuestra guía de cuidado del hogar.

CADA AÑO

Aire acondicionado y calefacción: Una vez al año haz revisiones y ajustes mayores a tu equipo.

Impermeabiliza: Revisa tu techo y asegúrate que esté en buen estado, además de cuidarlo con una nueva capa de impermeabilizante.

Madera: Dale un pequeño tratamiento a todas las áreas de madera para mantenerlas en perfecta forma, si tienes madera en exteriores, procura hacerlo dos veces al año.

Fumiga: Evita molestas plagas con una fumigación hecha por expertos anualmente.

Pintura: Inspecciona la pintura de dentro y fuera de tu casa, puedes aprovechar para aplicar un sellador en el exterior.

Puertas y ventanas: Revisa que todas funcionen bien, que no haya desperfectos o averías.

Medidor de luz: Si crees que tu recibo de luz ha ido en aumento, es momento de revisarlo.

Pisos: Trátalos o abrillántalos, dependiendo del material.

502263344

CADA 3 AÑOS

 Gas: Revisa las tuberías de gas y prueba que continúen siendo herméticas.

Electricidad: Revisa el cableado eléctrico para asegurarte que no haya problemas de luz con tu instalación.

Agua: Haz un chequeo completo al sistema hidráulico para asegurarte que no haya ningún desperfecto, también revisa si es necesario reemplazar grifos, revisar el fregadero, los desagües para que el agua corra sin acumularse, etc.

Carpintería: Tal vez es momento de revisar las puertas y cajones, gastados, que las correderas funcionen bien y que todo se vea cuidado y en buen estado.

CADA 5 A 10 AÑOS

Muebles de cocina y baño: Dependiendo de su uso y mantenimiento puede que sea tiempo de cambiarlos y darle un nuevo look a tu hogar.

Golpes y rayones: Es momento de reparar y barnizar todos esos golpes y rasguños es puertas y muebles.