El hogar es una mezcla de colores, texturas, espacios y sensaciones donde cada elemento se elige de acuerdo a la personalidad y gusto de quienes lo habitan, dando como resultado la adecuación y apropiación de los espacios. La iluminación da el toque de calidez y color que hace de nuestra casa un lugar armonioso y acogedor.

 

Las opciones para elegir son muchas, como distintas son las necesidades y estilos de cada familia y persona. La elección correcta está al alcance de tu mano y aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a tomarla. Escoge la opción que más te convenga y haz que tu hogar sea un espacio que invite a estar cómodo.

Amplía la habitación

Para lograr que nuestra habitación luzca más grande es recomendable dirigir la luz hacia las paredes más pequeñas, dejando con luz tenue las más grandes. En caso de tener paredes del mismo tamaño, sólo requerimos enviar luz hacia el techo y paredes, en vez de hacerlo de arriba hacia abajo. Con ello, habremos logrado nuestro cometido.

Crea un ambiente luminoso

Si una habitación es oscura y no es suficiente con la luz de las lámparas, forra los plafones de éstas con papel aluminio y así lograrás tener un cuarto luminoso y cálido sin gastar más energía.

Luz que relaja

La habitación es el espacio que nos invita a relajarnos, por ello la importancia de mantener una luz suave que armonice con nuestro descanso y colabore con el objetivo de este espacio. Basta con un foco de luz tenue dirigido a una pared, de manera que la luz rebote y llegue a nosotros con menor intensidad. También es buena idea tener una lámpara que podemos colocar en la mesa de noche.

Haz de tu pasillo el más grande

Este efecto se puede obtener pintando las paredes principales de colores claros y fríos y dejando un color oscuro y cálido para la pared del fondo. Una opción más es elegir colores oscuros para el techo y el suelo, y colores claros para el resto de los muros.

Para cocinas y baños

Estos dos espacios son singulares dentro de la casa por la sensación de frescura y limpieza que deben irradiar. Se recomienda el color azul para crear tal efecto, de manera que estos espacios se puedan disfrutar más.