Al momento de comprar o vender una propiedad el precio es el primer factor que llama la atención, pero ¿qué lo determina y cómo es posible detectar discrepancias?

Una de las máximas preocupaciones dentro del mercado de bienes raíces es sin duda, tanto para quienes desean adquirir alguna propiedad como para quienes buscan venderla, el costo; no obstante, existe una figura clave para determinar si el valor de un inmueble corresponde a sus características: el perito valuador.

La principal función del perito valuador es la de estimar el valor comercial de un bien inmueble mediante un dictamen técnico que expresa las características de uso, análisis de mercado y las condiciones físicas de dicho inmueble. La imparcialidad es fundamental para que el valor otorgado a una propiedad no sea mayor ni menor al real.

¿Por qué es importante solicitar un avalúo?

Conocer a ciencia cierta el valor real de un inmueble es muy importante tanto para vendedores como para compradores, pues esto permite identificar el margen dentro del cual podría (en su caso) flexibilizarse el costo de la propiedad y no poner en riesgo a ninguna de las partes. Generalmente su vigencia es de seis meses.

En el caso de arrendamiento, el avalúo permite estimar la cantidad mensual que deberá cubrirse por dicho concepto.

De igual manera, este documento figura entre la lista de requisitos para poner en venta una propiedad, así como para solicitar un crédito hipotecario, por lo que conviene tomar en cuenta esto al momento de considerar cualquiera de estas opciones.

¿A quién acudir?

Por su naturaleza documental e impacto financiero es importante además, elegir de manera responsable e informada al especialista que se hará cargo de realizar el avalúo de la propiedad, pues una mala estimación en el precio puede traer graves consecuencias patrimoniales.

El perito valuador se encarga de realizar el proceso correspondiente y en algunos casos brinda el acompañamiento o información necesaria para definir el precio final, pues puede existir una variación entre lo que determine el avalúo y la cantidad con la que una propiedad pueda entrar o salir del mercado, estableciendo así un margen sano de negociación.

De igual manera, un profesional en la materia brindará las recomendaciones que considere pertinentes para que el valor se incremente, como reparaciones, limpieza y mantenimiento, entre otras, para así optimizar las posibilidades de éxito en una potencial transacción con ética y honestidad, por lo que es fundamental acudir a una firma, asociación o institución seria para encontrar un perito valuador.