CyT_Key_Redes-FB_17Nov

¿Eres de los que no pueden mantener una planta de sombra, porque se muere al poco tiempo? No tienes que preocuparte, pues si algo nos ha demostrado la vida, es que siempre hay un roto para un descosido. Tu hogar puede disfrutar de la belleza de la naturaleza, sin que tengas que encargarte de nuevos cuidados. Por ejemplo:

Suculentas

Sí, están por todos lados, pero es por una razón. Sus hojas almacenan mucha agua, así que no debes regarlas seguido. No necesitan exposición directa al sol y son suficientes para vestir cualquier maceta que tengas, sin que tengas que invertir en una de precio elevado.

Campanilla

Para que tu patio, jardín o balcón atraigan miradas, esta trepadora vive muy bien bajo el sol y no necesita beber tanto. Incluso, casi aguanta la sequía y crece muy rápido. Además, el color de sus flores te va a enamorar.

Romero

Con una maceta de romero cumples dos propósitos: tener una hierba de olor que te dará el toque especial a tus bebidas y comidas, y un aromatizante natural que te hará sentir mejor al entrar a casa. Puede vivir bajo la exposición directa del sol y no necesitas regarla seguido.

Helecho

Es tan confiable y amigable como un cactus: lo único que desea es crecer junto a ti y que, una vez a la semana, le des algo de agua. Los helechos viven mejor en exteriores, y es mejor que no estén bajo el sol ni en temperaturas frías.

¿Con cuál te quedas?