Un remate inmobiliario ocurre cuando el propietario es demandado por dejar de pagar la hipoteca, se establece el remate de la vivienda para que la institución financiera pueda recuperar algo de la inversión.

Este procedimiento poco conocido te permite comprar propiedades, con descuentos que van desde el 30% al 70% del valor en el mercado. Existen dos tipos de remates inmobiliarios:

  • Remate judicial: están a cargo de jueces que ofrecen las propiedades en subastas al mejor postor. En estas subastas no se te permite conocer el interior del inmueble antes de adquirirlo.
  • Remate bancario: la subasta la realiza el banco cuando decide poner en venta la propiedad de un deudor hipotecario. En este tipo de remates es menos probable tener riesgo de litigios porque al comprar la casa adquieres todos los derechos habitacionales.

Si no tienes el capital suficiente, el remate hipotecario seguramente parecerá una opción muy atractiva para ti si deseas comprar una casa, pero tienes que tomar en cuenta las siguientes complicaciones que se pueden dar en este tipo de adquisiciones.

  • El pago es de contado.
  • Si la propiedad no se encuentra al corriente en pagos tú deberá cubrirlos.
  • En un remate hipotecario, los impuestos, pagos notariales y de escrituración los paga el comprador.
  • Es un proceso lento que puede llevar meses incluso años.
  • Existe una probabilidad de que la casa continúe habitada aunque ya haya sido comprada legalmente, por lo tanto, es probable que tengas que pagar los servicios de abogados especializados en desalojos.

Bogotá_casas_en_la_cl_23_con_kr_17

Si ya decidiste comprar una casa en remate debes tomar tus precauciones. Te dejamos un tips que seguro te servirán:

  1. Investiga los rangos de precio que hay en la zona donde se encuentra la casa que quieres comprar, para que calcules que tan barata te va a salir.
  2. Verifica por medio de un notario que la propiedad ni tenga adeudos.
  3. Visita la propiedad para saber su ubicación y las condiciones en las que se encuentra y así saber si realmente se trata de una ganga.

Si lo que tú prefieres es un crédito hipotecario te recomendamos utilizar nuestro simulador de crédito para darte asesoría especializada.