Si estás pensando arrendar un inmueble, te sugerimos conocer algunos tips recomendados por un experto en el tema, que te ayudarán a agilizar este proceso.

 

Antes que nada, para aquellos lectores que pudieran confundir arrendador con arrendatario, empecemos diciendo que en esta nota le damos tips al propietario del inmueble a arrendar, esto es al arrendador.

1. Zona de ubicación. Evalúa el verdadero potencial de tu inmueble no sólo desde el punto de vista económico, sino también por el posible uso y empresas o actividades para las que puede ser útil. De esto depende una estrategia de promoción y selección de su inquilino, el arrendatario.

2. Busca contratos en donde sea más importante el plazo y la seguridad contractual que el monto de renta logrado. Unos meses de desocupación o un mal inquilino pueden afectar tu expectativa de ingresos en el tiempo.

3. Verifica a través de profesionales, conocidos o referencias los antecedentes y calidad crediticia de tu futuro inquilino, ya sea una persona física o moral, identificando claramente su experiencia y su solvencia financiera.

4. Cuida que el cumplimiento en la renta acordada esté debidamente respaldada ya sea por un aval con un historial de crédito intachable y que cuente con una propiedad que tu aceptes. O bien, cubierto a través de la expedición de una Fianza de Garantía de Cumplimiento, cuyo clausulado se conozca y acepte.

5. En caso de no poder obtener alguno de los dos elementos anteriores, pide que se firme un Convenio de Transacción, también conocido como Convenio Judicial, ante un notario, de tal forma de que en caso de controversia o falta de pago, se obvien pasos ante un juez a fin de poder lograr una desocupación ágil.

6. Manten un contacto a una razonable distancia con tu inquilino, ya sea en forma directa o a través de tu administrador de rentas a fin de observar y asegurar el cumplimiento al contrato de arrendamiento, en términos del uso del inmueble, posibles modificaciones, estado de conservación y mantenimiento, ajustes del monto de la renta, cuotas y pagos de servicios inherentes al inmueble, etc.

7. De preferencia, confía tu inmueble a un profesional inmobiliario debidamente certificado y reconocido por las asociaciones y que tenga experiencia en el tema.

 

8. Finalmente, recuerda que arrendar un bien debe ser un acto que ayude a consolidar tu patrimonio, a garantizarte un ingreso y que por ningún motivo deba ser un asunto del que se desprendan situaciones inesperadas derivadas de un mal contrato o de un proceso deficiente o incompleto.

 
Autor:

Jorge Perales: Egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuenta con una maestría en Administración de Empresas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Fue ejecutivo de alto nivel en empresas como Grupo Condumex, Banco del Atlántico y Consorcio Hogar y además socio director en Grupo Guía. Ha construido y administrado diversos proyectos e inmuebles, particularmente desarrollos habitacionales. En su firma actual, JPK Experiencia Inmobiliaria, incluye a un grupo de socios-asesores con amplia experiencia y con un alto sentido de dinamismo y responsabilidad.