De los momentos clave de este año, su arranque y las elecciones han despejado diversas incógnitas económicas y políticas, pero ¿qué significa esto para la segunda mitad del 2018 en materia de vivienda y para el sector inmobiliario?

El 2018 ha sido sin duda un año crucial para prácticamente todos los sectores económicos del país debido a uno de los momentos clave que despertó gran expectativa desde su inicio, como lo fue la jornada electoral, y que a un mes de llevada a cabo, las reuniones y mesas de trabajo entre el presidente electo y potenciales titulares de dependencias se mantienen instaladas rumbo a la transición.

Potenciales designaciones y proyectos

Si bien el cambio de gobierno en México no altera al mercado inmobiliario, los especialistas también señalan que en materia de vivienda es necesario prestar especial atención a los perfiles de quienes estarán al frente de dependencias y organismos federales relacionados, así como el eco de estos cambios en los niveles estatales.

Un común denominador entre los perfiles que podrían estar al frente del Infonavit y Sedatu es la experiencia en el ramo del urbanismo; en el caso del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, el urbanista Juan Carlos Zentella Gómez ha sido propuesto por el presidente electo, mientras que el arquitecto Román Meyer Falcón podría llegar al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

 En lo que el cambio de gobierno llega, también se mantienen en el radar los potenciales proyectos con los que estos organismos pretenden abonar al sector hipotecario y de vivienda del país, entre los que Sedatu buscará ampliar el número de créditos otorgados por las mayores hipotecarias del país como lo son Fovissste e Infonavit. Por parte del Infonavit, la importancia de mantener la oferta de créditos para vivienda dentro de las ciudades -y no en las periferias- se mantiene como uno de sus mayores retos.

 Aún así habrá que esperar a que se definan de manera formal los equipos y proyectos que en materia de vivienda se tienen contemplados por la próxima administración federal.

Expectativas para el cierre de 2018

Según datos de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI A.C.), la perspectiva de crecimiento del sector para este año era de cerca de 4.0% respecto al año anterior, y a pesar de que la incertidumbre económica, junto al panorama político que marcaban el inicio del año amenazaban la certeza del mercado, hasta mediados de 2018 el desarrollo inmobiliario se ha mantenido estable y sin sobresaltos, por lo que dicha cifra podría mantenerse e incluso mejorar.

 Es así que este año, a pesar de los potenciales altibajos que se estimaba sucederían, se ha mantenido dentro de la estabilidad y propiciado un entorno económico sano en lo que a vivienda y mercado inmobiliario se trata, por lo que también se estima que no haya cambios agresivos a su conclusión.

Conoce más de nuestra revista inmobiliaria y entérate de todo las nuevas tendencias de construcción.