GUÍA DE
CRÉDITO
HIPOTECARIO

CAPÍTULO 1

Requisitos para Créditos Hipotecarios

Un crédito hipotecario es un préstamo monetario pagable a largo plazo que te servirá para adquirir, remodelar o construir un inmueble, o para obtener liquidez. Bajo un esquema de pagos mensuales fijados a partir del valor del inmueble, el enganche y la tasa de interés, podrás sufragar la deuda en un período de tiempo que va desde los siete hasta los treinta años.

Regularmente, las instituciones bancarias otorgan créditos hasta por el 80% del valor total del inmueble, aunque algunos, pueden llegar hasta el 90% y 95%. Además de los bancos, existen otras entidades como el Infonavit,el Fovissste y las Sofomes (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple), a las que puedes solicitar un crédito. Estas últimas son sociedades anónimas dedicadas a otorgar créditos a diversos sectores o actividades, entre ellas la hipotecaria.

Los créditos hipotecarios están personalizados de acuerdo a tu perfil, tus ingresos y tus posibilidades de pago. También dependen de los requisitos, las tasas de interés, las comisiones y los esquemas fijados por la institución a la que solicites el crédito.

Las instituciones otorgantes de los créditos evalúan tres grandes aspectos de los solicitantes: su confiabilidad, su historial crediticio y sus ingresos.

Por su parte, el solicitante deberá de cumplir con los siguientes requisitos básicos:

  • Contar con una edad mínima de 18 años y una máxima de 64 años con 11 meses al hora de ingresar la solicitud.

  • Presentar su acta de nacimiento, y en su caso el acta de matrimonio certificadas.

  • Si el solicitante es extranjero, deberá presentar los documentos que comprueben su estatus migratorio.

  • Presentar comprobantes de ingresos, como estados de cuenta bancarios y recibos de nómina. En caso de que el solicitante no esté bajo un sistema de salario fijo, deberá presentar sus declaraciones anuales del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

  • Comprobar el estatus laboral por medio de una carta de su empleador en donde se especifique la antigüedad del solicitante, su puesto, salario y prestaciones.

  • Presentar las escrituras del inmueble a adquirir, con el Registro Público de Propiedad correspondiente.

  • Presentar los tres últimos pagos del impuesto predial y los de los servicios de agua potable del inmueble a adquirir.

  • Presentar fotografías de la fachada del inmueble.

  • Avalúo de la propiedad cuya antigüedad no exceda los tres meses al momento de presentarlo.

  • Contar con el capital inicial para cubrir la cuota de apertura del crédito, los gastos de escrituración y el enganche de la propiedad.

La institución financiera evaluará toda la documentación presentada así como el historial crediticio del solicitante. Este proceso implica el análisis de los comportamientos de pago de tarjetas y adeudos, así como el nivel de endeudamiento respecto a los créditos pasados y vigentes.

Es recomendable que elijas un esquema de crédito donde los pagos mensuales no representen más del 30% de tu ingreso mensual bruto, y que en suma no rebase el 40% con otros pagos de tarjetas de crédito y deudas.

Para decidirte por un crédito hipotecario, toma en cuenta que la institución otorgante hará el estudio de tus ingresos antes de la reducción por impuestos, por lo que debes de considerar si el monto de tu sueldo después de los impuestos y los descuentos te es lo suficientemente cómoda para cumplir con los pagos mensuales.